Cognición, trabajo de fondo para la carrera

Cognición, trabajo de fondo para la carrera

El análisis del rendimiento en los eSports trae consigo una necesidad que nosotros vemos como una oportunidad. Dentro del mar de datos de una hoja de excel con 120 columnas y 10 líneas por partida, no cabe si no el antojo de dar un sentido práctico y tangible a los datos disponibles. Con el objetivo de orientar y dar forma al desarrollo de las habilidades de los jugadores, GG Diggers tiene como fin el de describir su rendimiento, y de tal manera ser capaces de tomar decisiones de cara a su entrenamiento y preparación deportiva.

Un velocista, en atletismo, mira dos tablas al final de cada sesión o período de entrenamiento. Esas dos tablas contienen la información que le sirve para tomar una decisión acerca de los ritmos e intensidad de preparación entre un punto de control y otro. La primera, es una tabla de su estado físico; la segunda la de su rendimiento en las pruebas de velocidad. El velocista no se centra solo en mejorar su carrera, repitiendo una y otra vez “la partida”. El velocista hace algo más que nosotros creemos que es fundamental para el entrenamiento de un deportista y de sus habilidades. Más allá de asuntos que atañen a aspectos de lo que la psicología puede aportar, va al gimnasio, entrena explosividad e intensidad de respuesta muscular, se alimenta y trata de ganar o perder masa según su potencial rendimiento máximo…

Puesto ese trabajo de fondo, ¿qué información puede mirar un Gamer?

¿Cuál es su peso, su altura, su masa muscular? ¿Cómo puede anticipar qué cantidad de comida le llevará a su peso máximo, o cuál es su peso ideal? ¿Qué más podemos observar, además de aquello registrable durante la partida?

La capacidad de concentración, de reacción, de control de impulsos (por gg y no por tilt)… Los juegos y pruebas cognitivas de memoria e inteligencia fluida son una herramienta que se adecua a la labor de proporcionar un índice o descripción de qué es aquello que juega, aquello que gana o pierde. Teniendo esa descripción, un jugador puede observar no solo sus tiempos en carrera, si no que también qué configuración físico-cognitiva ejecutó dichos resultados. El establecimiento y medición de dicha configuración de aptitudes de un Gamer, consiste tanto en analizar sus resultados cuanto en observar su tendencia o rango de progresión. Progresión que circunscribe y que es fruto de las decisiones que se toman entre torneo y torneo para su preparación.

La potencia de análisis surge de la comparación (del contraste), y esto implica que el análisis se sirve de la repetición y revisión para el establecimiento de tendencias. Esto conlleva, por ejemplo, no medir (solamente) la cantidad de memoria que un jugador tiene, si no observar a qué ritmo adquiere nuevo contenido, su flexibilidad, la cantidad de contenido con el que puede operar…

De la repetición, la constancia; y en la constancia, la tendencia.

Cuanto más se mida, más se puede saber del conjunto de habilidades que definen a aquello que obtiene oros o enfrenta derrotas. Esto es, y así empleamos en GG Diggers, el estudio de la Cognición, en un escenario experimental tan rico y único como lo es la competición deportiva digital.

No Comments

Post A Comment